DESAPARECE

A veces hay momentos en la vida en los que uno debe desaparecer para el mundo y así encontrarse a sí mismo.

Estos meses, nada fáciles a nivel personal pero sobretodo a nivel laboral, han exigido un 200% de mi atención, lo cual buscándole el lado positivo, me ha permitido redescubrir otra faceta mía: La capacidad de reinventarme a mi misma.

¿Cuántas veces no hemos leído o visto en revistas/películas de las que rozan la ñoñería, eso de “resurgir de entre las cenizas como ave fénix”?

¡Lo sueltan y se quedan tan tranquilos, como si eso que acaban de decir no fuera nada!
Bueno pues aún que no sea fácil, sí que es posible, y creo que la clave está en DESAPARECER PARA EL MUNDO MENOS PARA TI MISMO/A.

Déjame que te explique lo que quiero decir:
Si eres como yo, a tus días les deben faltar horas para realizar todo lo que tienes en mente.

  • Levantarse temprano para aprovechar bien el día,
  • hacer algo de ejercicio,
  • desayunar,
  • asegurarse de que tus hijos/as salgan a tiempo para llegar a la escuela,
  • dejar lista la comida (o al menos pensar en qué vas a comer cuando llegues de trabajar)
  • ir a trabajar y si, como en mi caso tu trabajo te encanta, dar el máximo de ti misma mientras lo realizas,
  • durante la hora de la comida aprovechar para ir a hacer todas las diligencias que necesites (bancos, pagos de facturas, poner alguna lavadora,…)
  • volver al trabajo y seguir con tu tarea con más energía que antes,
  • asegurarse de que se hacen los deberes, y volver a explicar todo lo que no han conseguido entender en la escuela,
  • seguir con las diligencias, ir al supermercado, hacer las visitas de rigor (familia, …),
  •  llegar a casa, preparar la cena,
  • lavar uniformes,
  • cotillear un rato en las redes sociales (facebook, instagram, youtube,…)
  • prepararte para ir a dormir
  • y al día siguiente volver a comenzar de nuevo.

¿En qué momento del día me he podido ocupar o parar a pensar en mi misma?

Bueno, pues la mayoría de las veces, en ningún momento. O si algún día me da en la mañana por analizar mi vida (si, cuando me acabo de despertar y estoy todavía dudando si salir de la cama o no,… ese es mi momento de inspiración),  me digo a mi misma que con todo lo que tengo por delante, más me vale despertarme rápido y comenzar el día ya que si no, no me va a alcanzar para hacerlo todo.

Por eso a veces es necesario DESAPARECER PARA EL MUNDO.
Esto no quiere decir encerrarse en casa y no salir, sino simplemente hacer limpieza de las tareas no importantes y dedicar el tiempo que antes les dábamos a ellas a lo realmente importante: UNO/A MISMO/A.

Y esto es lo que he estado haciendo durante todo estos meses. REAPARECER PARA MI MISMA.

Escucharme, ver qué quiero y necesito, cómo me siento, y decidir qué hacer con mi vida. Qué voy a cambiar, qué voy a conservar, y tal y como nos decían en esas revistas cursis:

¡RENACER COMO AVE FÉNIX DE ENTRE MIS CENIZAS!

Así que prepárate, por que he vuelto y esta vez con alas que me permitan volar bien alto. Y te invito a ti a hacer lo mismo: ¡Libérate y Sueña conmigo!

Captura de pantalla 2016-09-02 a las 9.44.24 a.m.
Imagen obtenida del instagram de https://www.instagram.com/p/BJySVrBBxc-/?taken-by=lovelystreetsofficial

2 comentarios sobre “DESAPARECE

  1. Lo de renacer como Ave Fénix me suena a mí mucho. Comparto tus reflexiones sobre reencontrarse con una misma, aunque tengamos una vida diferente. En mi caso ha sido después de una mala experiencia laboral.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s